Discretos milagros

  Esto que voy a contar, aunque no tiene la menor importancia, bien puede verse, bajo cierta óptica, como un (se afloja el cuello de la camisa aquí), ejem… milagro. Discreto y personal y enormemente banal pero (mirada a los lados aquí), ejem… milagro al fin. Por eso lo cuento. Por eso y porque, ¿a […]

De clímax y clímax…

  Existe este momento, cuando escribes una historia, en el que, si todo sale bien, alcanzas felizmente el clímax. Ejem. Lo sabes porque lo sientes. No porque en tu escaleta diga algo así como “entonces se dan con todo en el borde del precipicio” sino porque algo se enciende en tu interior y te avasalla […]