Querido año tras de mí…

  ¿Adónde se fueron tus días? Esperábamos la llegada de un 22 en el calendario, (cuando esos números tenían sentido) y parecía tan fácil…. Pero para la tarde, ya era septiembre, carajo. ¿Adónde se fueron tus días? Mi hijo creció sin que me diera cuenta. Mi hija aprendió a dividir quebrados. Una nueva mascota duerme […]