Carta para encender una luz

    Querido Yo del futuro cercano:   Antes que nada… ¿cómo estás? (Pregunta retórica. Sé que estás perfectamente.) ¡Vaya! ¿De que otra forma podrías estar? ¿Y por qué otra razón te escribiría si no es porque te encuentras tan jodidamente bien que no te importa sostener esta charla con quien fuiste? Honestamente, quise escribirte […]