Levantar la voz

  Andábamos en los veintitantos. Debe haber sido un viernes por la noche. Rondábamos por la Zona Rosa, casi seguro que sin un centavo en los bolsillos y buscando que la suerte nos sonriera de alguna forma. Entonces, a la salida de un antro, vimos una chavita, a todas luces menor de edad, completamente ebria, […]