Y al tercer día…

  En aquel tiempo, Jesús se sentó en la oscuridad, vio su reloj con lucecitas y se dijo que eso de resucitar en domingo estaba muy bien pero estaría mejor si por lo menos aguardaba una semanita, que estaría padre romper el récord de Lázaro y hacer una entrada (en este caso salida) triunfal cuando […]