Gracias, Maestro…

  Diré la mayúscula tontería de que cuando murió Oscar Peterson, mi jazzista más apreciado, acaricié un estúpido y falaz consuelo: “Al menos ya se le ve el fin a mi colección de su música”. Estúpido y falaz y vergonzoso consuelo porque luego, al paso de los años, me di cuenta de que con él […]

Happy Birthday, Hans!

  En este, el cumple del señor Andersen, sirva la siguiente reflexión como mero desahogo personal.   Ejem…         Mari Fer, que por mucho tiempo fue el brazo armado de la autoridad (se sonaba a sus compañeros cuando no obedecían a la maestra) se pasó a las fuerzas rebeldes y ahora es […]